Paso 2: Gestiona bien tu ahorro

Llegados a este punto, mucho o poco, cada mes eres capaz de ahorrar. 

Si este ahorro lo vas ingresando en una cuenta diferente, verás que poco a poco empieza a crecer generando lo que llamaremos un Ahorro de Seguridad.  

Gráficamente es algo así.

balance 1

Si el paso 1 (Ingresar más de lo que gastas) es sólido el paso 2 se construye paulatinamente y con solidez permitiendo acumular bastante dinero. Cuando esto sucede, nos relajamos y empezamos a gastar más.  Dejando nuestro ahorro estable en una cifra que nos parece incluso excesiva o desaprovechada.

 

Tranquilidad financiera

Para que esto no suceda, es importantísimo que encuentres la cantidad de dinero que te da la tranquilidad de que, si hay un imprevisto o incluso pierdes el trabajo, el colchón parará el golpe sobradamente.

El tamaño del colchón es muy personal, pero suele estar entre los 2 meses y los 6 meses de gastos.  Es decir, si nos gastamos 2.000€ cada mes, el colchón de seguridad debe tener un tamaño de entre 4.000€ y 12.000€.

La cifra que salga de tus cálculos será la cifra que te dará la Tranquilidad Financiera y todo lo que exceda de esa cifra será dinero para invertir.  

Estos números son orientativos y los puedes incrementar o decrementar a tu gusto.  Hay quien piensa que es mejor invertirlo todo y no disponer de este colchón, pero esto ya es algo muy personal.

Como regla de oro, si vives con la sensación de que desaprovechas tu dinero, es que tu Ahorro de Seguridad es demasiado grande y tienes excedente para invertir.  Si te pasas el día mirando tus inversiones y preocupado por las caídas del mercado, entonces es que debes incrementar tu Ahorro de Seguridad.

 

Afianzar la tranquilidad financiera antes de invertir

Antes de empezar con el último paso, es importante que gestiones bien tu ahorro.  Una vez tengas tu Ahorro de seguridad, ten en cuenta varias cosas:
 

   1. No lo pongas en productos que no son líquidos.  Debes tener el dinero en una cuenta corriente, a poder ser, remunerada.  En Rankia hay un blog muy bueno sobre cuentas remuneradas, pero con una búsqueda en Google podrás encontrar las que están disponibles en tu país.

Este dinero debe estar disponible siempre en máximo de 1 o 2 días para poder afrontar los imprevistos.  

   2. No quieras hacer negocio con este dinero.  El objetivo de este  dinero es darte Tranquilidad Financiera. No te enciegues con querer hacer negocio con este dinero.  No es el objetivo.

   3. Usa una cuenta separada.  No uses la misma con la que realizas compras o pagas recibos.  Es importante que este dinero esté «escondido» y no puedas verlo.  Si lo ves, lo gastarás.

Para terminar, si usas parte de tu colchón para una emergencia, recuerda recuperarlo antes de seguir invirtiendo.  

Con estos pasos ya deberías estar ingresando más de lo gastado y además tu Tranquilidad Financiera será estable.  

Ya estás preparado para afrontar el Paso 3: Invierte Conscientemente.

(Tengo un ahorro mínimo)

(Tengo un ahorro importante)