Paso 3: Invierte conscientemente

¡Enhorabuena! Has llegado al último paso para conseguir tu libertad financiera.

Llegados a este punto, deberías ingresar más de lo que gastas de forma recurrente y disponer de un ahorro considerable. De no ser así, es mejor que centres tus esfuerzos en los 2 pasos anteriores antes de empezar a invertir conscientemente.

En este paso, tenemos que darte una noticia buena y otra mala:

La mala, es que este es el paso más complejo y con menos información fiable en internet.  Esperamos revertir esta situación con esta web.

La buena es que desde el primer momento serás más libre financieramente, tan pronto tus inversiones empiecen a rendir, verás que tus ingresos ya no son únicamente los del trabajo, si no que también incrementarás tu patrimonio gracias a lo invertido y esto es una gran motivación para seguir.

El objetivo es empezar a rentabilizar nuestro dinero extra.  Te recomendamos dividir tu excedente en 2 partes:

  • Inversión a largo plazo:  Requiere un mantenimiento mínimo, pero su rentabilidad es limitada.  Te enseñaremos a maximizarla si no dispones de tiempo para más.
  • Inversión aspiracional:  Es la forma de ganar en bolsa.  Si tienes tiempo, aprende a invertir en el medio plazo y olvídate de la inversión a largo plazo.
Puedes invertir de ambas formas o escoger únicamente la que más te guste.  Esto te tocará a ti decirlo.   ¡Vamos allá!

Inversión a largo plazo

Una vez has logrado la tranquilidad financiera existen 2 formas de invertir.

La primera es invirtiendo a largo plazo y de forma pasiva. No tendremos que dedicar mucho tiempo a este tipo de inversión, es la más conservadora y que menos esfuerzo nos exige. Es la inversión más tradicional (Copiar índices, carteras de gestión activa, ETFs, etc…)

 

Los ejemplos clásicos de inversiones a largo plazo son:

  • Se compra una gran cantidad de empresas o un índice bursátil que las aglutine y simplemente esperamos.  Supone poco trabajo y el retorno suele rondar el 5% a largo plazo.
  • Dejamos que alguien gestione nuestra cartera a cambio de pagarle comisiones.  Es la llamada gestión activa.  Puede focalizarse en sectores, tipos de empresas, países, etc…  

El retorno más bien bajo de esta inversión se compensa por ser una inversión que siempre es accesible, es una inversión líquida.  En caso de necesidad, en pocos días podrás tener lo invertido a tu disposición.  Siempre teniendo en cuenta que lo invertido podría bajar durante los momentos de crisis o ser mucho más en caso de burbuja.

Si quieres empezar con tu inversión a largo plazo, te recomendamos usar un broker SIMPLE.  No te compliques por ahora.

Te recomendamos usar eToro.  No tiene comisiones para comprar acciones y dispones de los índices de todo el mundo.  Y lo más importante, es muy fácil de usar.

 

 

Inversión Aspiracional

Este tipo de inversión busca oportunidades que impliquen una mayor rentabilidad potencial que la inversión a largo plazo.  Ten en cuenta que una mayor rentabilidad debe implicar al menos una de estas 2 cosas:

    1. Un mayor riesgo
    2. Un mayor trabajo

No existen rentabilidades extraordinarias sin riesgo o sin trabajo.  Si alguien te dice que una inversión te dará un 15% sin riesgo, huye.  Existe riesgo y te lo están ocultando.

La inversión aspiracional nos acercará a nuestra libertad financiera a pasos de gigante.

Cómo invertir en bolsa y ganar

La complicación de este último paso es cómo invertir y ganar.  Existen infinitas formas (literalmente) pero nosotros nos hemos especializado durante años en una:  Invertir en Bolsa a medio plazo.

Dispones de cientos de libros y cursos para aprender a invertir en Bolsa, pero pocos te serán realmente útiles. A quién te venda un curso, pregúntale por sus operaciones.  Sospechosamente nunca las muestran.  ¿Os imagináis un profesor de autoescuela sin carné de conducir? Pues en bolsa hay muchos que ni tan solo saben donde está el volante.

Nosotros no queremos venderte un curso.  En nuestro blog compartimos algunas de las operaciones que hacemos y explicamos nuestro racional para hacerla.  Puedes verlas, copiarlas, modificarlas, estudiarlas y hacer lo que te plazca con ellas.  Sabemos que esta es la forma más fácil de aprender a ganar en el mercado.

Si quieres aprender a ganar en bolsa de forma consistente, mezcla la teoría y la práctica:

 

(Tengo un ahorro mínimo)

(Tengo un ahorro importante)